sábado, 4 de septiembre de 2010

Utilidad del Derecho

Utilidad del derecho
http://www.youtube.com/watch?v=WCIGOKY9Wx0

Hoy todos aceptamos que tenemos derechos fundamentales e inalienables, pero ¿cómo se han ido gestando esos derechos fundamentales de los seres humanos?, es preciso entender el devenir histórico que nos ha hecho modificar los conceptos de derecho, para poder hablar de igualdad y fraternidad; hablar de derechos humanos fundamentales, nos lleva a cuestionarnos cuales han sido los valores que la sociedad acepta como tal, y entonces, unas de las preguntas torales sería: ¿cómo inician las bases de una vida en común?, pero además, ¿cómo hacer que esa convivencia en común, este caracterizada por un profundo respeto a todos sus miembros?, que no distinga raza, color, preferencias de ningún tipo, religión, nacimiento, nacionalidad y sexo; para Wilhelm Wundt , el comienzo de la vida civilizada esta caracterizado por la búsqueda de cubrir necesidades básicas, siendo estas, el primer elemento aglutinador de los seres humanos y el punto de partida de la evolución social, el grupo una vez conformado, empieza a tomar decisiones a partir de la observación de que estar unidos significa una ventaja, por lo que estar juntos no fue una situación casual, sino una reflexión consciente y estructurada que les permitía obtener los productos para sobrevivir: alimentos, calzado, vestido, un lugar donde vivir, etc., pero además, la necesidad de defenderse y sobre todo, reproducirse y formar su propia familia que mientras más numerosa, más fuerza, poder e influencia otorga dentro del grupo y en las sociedades vecinas. Pero si estos grupos sólo hubieran respetado la fuerza sin un orden y sentido, hubiera reinado la anarquía en una lucha inagotable por el poder. Helmut Schoek , nos plantea otra pregunta importante, ¿cómo se llegó a la socialización, a la sumisión de unos individuos libres a un sistema de controles sociales y de coacción social? y podríamos añadir, ¿cómo hacer que esos controles sociales sean justos?, la respuesta que salta a la vista cómo lo señalamos en las líneas que anteceden, es que si el hombre desde que nace vive en sociedad, y que en ninguna etapa de la vida de la humanidad, el hombre ha vivido aislado de los demás, es porque la vida en comunidad no sólo le es conveniente, sino necesaria, se impone a la naturaleza humana en tal forma, que los hombres ya nacemos perteneciendo a un grupo: la familia, que constituye la primera etapa, la más elemental; pero, asimismo, la básica o fundamental en la organización social. El municipio, La Nación, el Estado, son otras tantas formas en el desarrollo de la convivencia humana y todo ello constituye lo que llamamos sociedad, para Serra Rojas , “La sociedad es la creadora de la cultura entendida originalmente como un cultivo del espíritu, luego como la misma obra social creadora de bienes culturales, transitorios o permanentes transmisibles y estimulantes de la acción humana, como adiciones al mundo de la naturaleza y encaminadas al perfeccionamiento del hombre.” Es en este grupo social donde los seres humanos nos desarrollamos, pero sobre todo donde convivimos, y surgen las ideas básicas de esa convivencia, los principios generales del derecho, entre ellos, quizás el más antiguo, el “no matarás”; Serra Rojas , en relación al tema nos ilustra: “El derecho es anterior al Estado y se condensa en esta antigua expresión latina: ubi jus, ibi societas”, es decir, donde hay derecho hay sociedad; vivir en grupo implica entonces, tener un medio de regulación entre los diferentes miembros, por ello, vivimos entre normas porque tiene un sentido pragmático para nuestra existencia, porque nos son útiles como formas de regular nuestra conducta y tienen un valor conveniente para nuestros fines personales. La vida social, se encuentra regida por una serie de normas o mandatos encaminados directamente a regular la conducta de los individuos, ya que éstos actúan como miembros del grupo social, por tanto, la conducta entre los miembros del grupo en sus relaciones, debe estar sometida a imperativos categóricos e hipotéticos , a los que los individuos no podemos sustraernos a menos que incurramos en las sanciones que la propia sociedad nos impone. Entonces regresando a la pregunta de Helmut Schoek, aún y cuando ya sabemos que la vida en comunidad le es provechosa a la raza humana, ¿cómo se someten individuos libres a un sistema de control y de coacción social?, siguiendo a Rousseau , podemos afirmar que la gente se aglutina a efecto de obtener la formación del contrato social , en el cual los hombres entienden que el uso de la fuerza no permitiría que el grupo subsistiera, por el contrario, tendería a su desintegración, por lo que no tienen otro medio de conservarse más que constituirse en una asociación, que defienda y proteja de toda fuerza común a la persona y a los bienes de cada asociado, manteniéndose libres con los límites que impone ese contrato social. Rousseau, plantea la hipótesis de que los hombres se someten al sistema de control, porque cada miembro de la sociedad se somete a la suprema dirección de la voluntad general, lo que plantea una condición de igualdad para todos y, al tener condiciones iguales, nadie tiene interés en hacerla onerosa para los demás.

Este acto de asociación produce, un grupo colectivo que hoy denominamos Estado, y es al que nos sometemos para que garantice un mínimo de derechos que nos permita convivir en paz, esos derechos que llamamos garantías son producto y representación de un hecho social, por ello los respetamos, el problema de ese catalogo de derechos fundamentales, surge cuando existen grupos minoritarios con expresiones culturales, físicas, sociales y de género, distintas a la mayoría, porque el grupo que representa a la mayoría, no está exento del talante del grupo al que pertenece y de la costumbre, lo que impone la convivencia en función a tales creencias de lo que es justo y equitativo, y que coincida con las ideas de quienes detentan el poder. La lucha por lograr que todos los grupos, aún los minoritarios, sean respetados y representados, sigue siendo un tema actual, no podemos aceptar la tiranía de la mayoría y debemos abrirnos a todas las formas de pensamiento, logrando con ello, verdaderos espacios de libertad. En esa lucha por lograr el reconocimiento, el mundo aún tiene corta edad, porque no hemos alcanzado el pleno desarrollo de las igualdades, pero la apertura y aceptación de otras ideas nos permite crecer como grupo social y el derecho es la llave que permite esa convivencia al establecer reglas que nos permitan convivir con los demás, en esencia, esa es la utilidad del derecho y su aportación al mundo, ser una herramienta que aporta orden y armonía.
Loading...

Buscar este blog

Cargando...